Cómo movilizar el potencial de la Extensión Agraria y Rural

Publicado por AADER el día 30/04/2016 00:48:40

Ian Christoplos. Instituto Danés de Estudios Internacionales. FAO. Oficina de Intercambio de Conocimientos, Investigación y Extensión FORO MUNDIAL SOBRE SERVICIOS DE ASESORAMIENTO RURAL Roma, 2010

En esta publicación se presenta una visión general de las oportunidades y las dificultades actuales de las iniciativas encaminadas a aumentar los efectos de la extensión agraria y rural. El punto de partida para este análisis reside en el reconocimiento de que se ha superado la visión de la extensión agraria como sinónimo de la labor de los organismos del sector público. Entre los “servicios de extensión” que se describen en la presente publicación cabe citar el asesoramiento a los agricultores por parte de los proveedores de insumos sobre las semillas que han de sembrar; la emisión desde una estación de televisión del pronóstico del tiempo; el asesoramiento de los supermercados a los distribuidores sobre las normas exigidas con respecto a las hortalizas que compran; la labor de grupos de presión integrados por agricultores en aras de promover investigaciones que tomen en consideración las demandas de sus miembros con respecto a las nuevas tecnologías. La movilización del potencial de la extensión consiste en la mejora del amplio y complejo flujo de información y el asesoramiento en la industria agroalimentaria. Las ideas que se presentan a continuación describen cómo pueden contribuir los sistemas de extensión a incrementar la rentabilidad, la sostenibilidad y los beneficios de la agricultura en pequeña escala dentro de un marco más amplio de sistemas de innovación. Se reseña asimismo la posible función de la extensión en la consecución de los objetivos de la Iniciativa de L’Aquila sobre la Seguridad Alimentaria que ha logrado un amplio compromiso internacional en pro de la seguridad alimentaria. Los sistemas eficaces de extensión son una condición previa respecto de estos objetivos pero no garantizan su consecución. La extensión sólo será eficaz si existen otros servicios, si la investigación se centra en los problemas a los que se enfrentan los agricultores, si es posible tener acceso a los mercados y a las tierras y si se dispone de suficiente seguridad social, política y económica con miras a crear unas condiciones propicias para el desarrollo rural. La extensión forma parte de los sistemas de información y conocimientos agrícolas, los cuales componen a su vez los sistemas de innovación en la esfera del desarrollo rural y de la industria agroalimentaria que constituyen el marco para conseguir la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza en las zonas rurales. La extensión debe contribuir a ampliar estos sistemas.

Aun en el supuesto de que se reúnan esas condiciones, ninguna de las ideas presentadas en este documento garantiza a la mayoría de los pequeños agricultores la continuación de la actividad agrícola. Incluso si hubiera una inversión notable en extensión en los próximos años, existen múltiples razones por las que centenares de millones de pequeños agricultores pueden tender a abandonar el sector agrícola totalmente o a cambiar a medios de vida más diversificados, convirtiéndose la agricultura en una ocupación a tiempo parcial o en una actividad secundaria para garantizar la seguridad alimentaria. No obstante, seguirá habiendo una gran necesidad de servicios de extensión con el objetivo de respaldar las iniciativas de los pequeños agricultores que queden y mejorar la seguridad alimentaria de los hogares, así como a nivel nacional y mundial. La extensión puede y debe movilizarse a fin de incrementar la producción de alimentos y reducir la pobreza en las zonas rurales. Se prevé que la demanda de alimentos se duplique para el año 2050, y únicamente podrá satisfacerse si los pequeños agricultores incrementan la producción. Hay más de 600 millones de pequeños agricultores sólo en la India, la mayoría de los cuales es probable  que mantengan sus actividades en un futuro previsible. Además de la necesidad de contribuir a la seguridad alimentaria y a los medios de vida de los pequeños agricultores, invertir en la capacidad de producción generalmente es la forma más eficaz de mejorar la seguridad alimentaria mundial y el desarrollo económico nacional. A pesar de los bajos rendimientos por hectárea, los pequeños agricultores de África tienen en general menores costos de producción en las explotaciones agrícolas que muchos competidores internacionales, por lo que la hipótesis según la cual las economías de escala los expulsarán de los mercados ha sido rechazada reiteradamente.

Los mercados no apartan a los pequeños agricultores de sus actividades, sino más bien una serie de factores que les impiden por completo tener acceso a ellos. La extensión es una parte esencial de la respuesta a la realización del potencial de la agricultura en pequeña escala y, en general, el desarrollo rural.

En este trabajo se presenta la posición de la FAO y el Foro Mundial sobre Servicios de Asesoramiento Rural (FMSAR) sobre la función que desempeñan actualmente los servicios de extensión agraria, así como el camino futuro a seguir. Las conclusiones que se presentan a continuación tienen por objeto mejorar la posición que ocupa la extensión teniendo en cuenta el futuro de la investigación agrícola en pro del desarrollo. Asimismo, se incluye información procedente de una serie de partes interesadas de la Iniciativa de Neuchâtel (www.neuchatelinitiative.net) y otros actores. Este documento comprende una serie de estudios de casos breves que se presentan a título ilustrativo de las diversas experiencias y enfoques que caracterizan los distintos sistemas actuales de extensión.


Archivos para descargar:

Tte Gral Juan D. Perón 725 - 2 ° piso. CPIA (C1038AAO) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 54 – 11- 52762800 - aader_asel@yahoo.com.ar